Ir al contenido principal

Duda existencial

La crucial pregunta no se hizo esperar. A quién se lo cuento, famillia, amigos, qué hago con respecto al trabajo. Encima necesito las tardes libres, más de 1 hora para estar en el hospital recibiendo la dosis de corticoides intravenoso durante 5 dias. Un chute que te lleva 60 largos minutos, sedienta y cansada, mientras tu cabeza no deja de proyectar distintas ideas. En el futuro mejor ni pensar.
Después de marear a mis pensamientos, mis amigos fueron los primeros en saberlo. Tragué saliva, previa cara de circunstancia, y lo largué. Ante mí diferentes reacciones. Todas entre el pánico, el desconcierto, miedo, y dolor.
Sentía que de alguna manera podía controlar las circunstancias. ja, ja. Miedo al futuro todo y más. Era como haber recibido una sentencia. La dependencia se había convertido en una tormenta que azotaba mi vida.
La incertidumbre la madre de todas las sensaciones, y la importencia una compañera de viaje inevitable.
En el trabajo, ni hablar. Si mi lado creativo no me abandonaba, inventaría algo. consultas, análisis. No cuadraba, tenía que ser más ingeniosa. Al final, me dio una gripe inesperada, y el médico de cabecera, ante tal notición me dio una licencia sin dudar. Prueba superada.
En cuanto a la familia, estar a 14.000 km, no facilitaba las cosas. Cómo comunicar el diagnóstico. Era obvio que por teléfono. Pasarían 15 largos dias antes de avisarles, no era capaz de consolar a nadie, ni a mí. Además tenía que tener claro, en la medida de lo posible, cuales eran mis planes a partir de ese momento. Volver o quedarme. Era mi vida en lo que tenía que pensar. Separada y recién diagnosticada de esclerosis múltiple. ¿Qué más podía pasar?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas
Parece que unas hormigas nos pasean por los pies o las manos, sin estar en el campo y ni siquiera que estén las hormigas. Obviamente estoy comentando lo que se siente con el hormigueo, que es una de las sensaciones a las que nos somete la esclerosis múltiple. Molesta bastante seguido, hay épocas que el hormigueo es reincidente, pareciera que nos tuviera cariño o que nos hubieran rociado con azúcar, porque el hormigueo no se va. Atenti que este síntoma no está solo, hay otros que no agregan un plus a nuestro nivel de aguante; y vaya que aguantamos. Es ahí cuando aparecen las descargas eléctricas, haciendo una entrada triunfal, de sopetón. Da la impresión que metiéramos los dedos en el enchufe por control remoto. Con cada descarga parece que uno de nuestros brazos, manos, piernas o pies, se bambolean terminando con un golpe seco. Un sacudón sin ton ni son. Como se imaginarán es una sensación extraña y desagradable, y otra de las tanta…

Dos son pareja, tres son multitud

¿Cómo seguir adelante en pareja, siendo dos, con un tercero en discordia: la esclerosis múltiple?. Es complicado porque afecta a ambos. En cuanto se incumbe parece que todo rebalsa y nada se puede contener.Lamentablemente un alto porcentaje de parejas-matrimonios no llegan a buen puerto. La separación pasa a ser un hecho irrefutable e indiscutible. Muchos reclaman su derecho a “vivir de otra manera”. Ante esto nos quedamos impávidos, pero quizás nosotros por lo que nos pasa, tenemos otro punto de vista, otra forma de encarar las cosas, de verlas y afrontarlas. Es ahí cuando entendemos, hacia uno y otro lado, que no es posible ponerse en los pies de otro; porque a cada uno le duele su callo.
Una separación, ruptura, corte y distancia es doloroso de por sí, más allá de la condición de cada uno. Cuando una pareja se rompe, todas las culpas señalan a la enfermedad casi en primera instancia, pero más allá de ella las razones -que son variadas- tanto de uno como del otro están en una situaci…

Un paso adelante, tres hacia atrás

Estaba transitando un camino que a pesar de los obstáculos planteados por la esclerosis múltiple (EM), me sorprendió a mi misma, haciendo más cosas de las que pensaba que podría. De pronto, la esclerosis reapareció, como lo hace siempre sin avisar, y me acaparó. Siento como si lo que hubiera avanzado se hubiera diluido.  Cuesta bastante aceptar que esta enfermedad Neurodegenerativa y progresiva hace lo que quiere, y que sus interferencias encienden una alerta que genera incertidumbre dando paso a un sinfín de preguntas para las que no encontramos respuestas.  Mañana será un dia más sin respuestas. Seguiremos sin oír soluciones a lo que nos preocupa como los síntomas respiratorios, cognitivos, la fatiga, auditivos, deglución, y la voz, entre otros. Continuaremos albergando dudas, sin obtener respuestas, en silencio. Mañana será un dia más que asistiremos atónitos a varios silencios obligados ante nuestra atónita mirada, cuando una vez más se celebre el dia nacional de la EM.  Yo no lo qui…