Ir al contenido principal

Un palo

Por primera vez en mi vida me quedé sin palabras, paralizada, sin reaccionar. Miré a mi alrededor buscando respuestas, soluciones..................un abrazo. El diagnóstico no era desconocido, ya que como periodista que investigo temas de salud, no me era ajeno el término. Inmediatamente una silla de ruedas invadió mi mente. ¿Ser dependiente? No. Hasta ese momento, y desde que tengo uso de razón, la independencia es uno de los valuartes del ser humano, y yo me sentía la abanderada.
No te desesperes, que tenés solo nublada la vista y de un ojo. Corticoides intravenosos y adiós. Eso pensé como una manera de minimizar la noticia, el cambio de estado. A partir de ese momento estaba enferma, y luego de un nacimiento 33 años atrás, varias enfermedades superadas (meningitis, luxación de cadera e hidrocefalia de la que quedaban huellas solo en la resonancia) a mi no me podía pasar. Estaba fuera de toda posibilidad tener cualquier enfermedad que no fuera gripe, ataque de hígado o alguna otra pavada parecida. Esclerosis múltiple, NO!.
Después de intentar entender lo inentendible, caminé, cada pierna pesaba 100kg, y la espalda batía records. Y seguía casi sin articular palabras. Llorar no pude.
Me fui a casa a lamerme las heridas e intentar entender mi realidad desde ese momento.

Comentarios

  1. AMPARO MURGUI MARTI27 de agosto de 2010, 0:18

    Cuanta verdad has escrito, te acuestas bien y al día siguiente, plaf....algo pasa, algo no funciona, aunque el cuerpo te avisa, una, dos,tres veces, pero el médico de cabecera (familiar), ni se le ocurre que pueda ser EM, te tratan de todo, pero tu cada día vas peor, hasta que el cuerpo dice basta, hasta aquí..no más y te vas directa al Hospital, y después de muchas pruebas, te dicen que tienes que quedarte ingresada por que no saben lo que tienes........Empiezan las pruebas que has descrito muy bien, yo la que peor recuerdo es el pinchazo en la médula, no fue uno sino cuatro, por que no sacaba liquido, hasta que lo saco.......HORROR DE DOLOR, el resto, ya lo has escrito....No soy la que era, aunque me voy recuperando, muy, muy, muy lentamente, ya sabes..¿verdad?.
    Un abrazo.
    Amparo Murgui Marti

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas
Parece que unas hormigas nos pasean por los pies o las manos, sin estar en el campo y ni siquiera que estén las hormigas. Obviamente estoy comentando lo que se siente con el hormigueo, que es una de las sensaciones a las que nos somete la esclerosis múltiple. Molesta bastante seguido, hay épocas que el hormigueo es reincidente, pareciera que nos tuviera cariño o que nos hubieran rociado con azúcar, porque el hormigueo no se va. Atenti que este síntoma no está solo, hay otros que no agregan un plus a nuestro nivel de aguante; y vaya que aguantamos. Es ahí cuando aparecen las descargas eléctricas, haciendo una entrada triunfal, de sopetón. Da la impresión que metiéramos los dedos en el enchufe por control remoto. Con cada descarga parece que uno de nuestros brazos, manos, piernas o pies, se bambolean terminando con un golpe seco. Un sacudón sin ton ni son. Como se imaginarán es una sensación extraña y desagradable, y otra de las tanta…

Doble discurso

Asier De La Iglesia, jugador de basquet profesional, es un caso más de muchos. El mercado laboral, profesional y deportivo tiene sus reglas y condiciones. No es el primero ni será el ultimo que se queda afuera, con y sin Esclerosis Múltiple (EM). Basta del doble discurso, de negar la realidad, de negar la evidencia de la forma que la esclerosisrepercute en nuestras vidas. Es por eso que fui y soy tan crítica con ciertos tipos de mensajes que esconden la realidad de lo que implica la enfermedad.  Ahora todos se asombran ante el rechazo del equipo francés de basquet profesional de incorporarlo por tener EM. No es sólo por eso, sino porque no tiene casi sensibilidad en una mano, síntoma reconocido por el  jugador. Desgraciada circunstancia, y un hecho como otras patologias que dejan afuera del ambito profesional a muchos jugadores, porque las condiciones de salud no responden a las exigencias de tal o cual ambito, y más en el deporte profesional sea cual fuere.  Que la esclerosis múltiple a…

“La voz, parte de uno mismo” por María Paz Giambastiani

Se fue sin previo aviso, cambió de golpe dando un portazo sórdido. No estaba ahí, había desaparecido, y nunca pensé que la iba a extrañar tanto. Formaba parte de mi, de quien era, siendo parte de mi identidad. De pronto un sonido sordo y al mismo tiempo despertó un miedo incalculable sobre el poder de la comunicación que se quedaba truncado. El sonido era como un extraño ruido que no reconocía como propio. Que me constara hablar no estaba en mis planes, ni en mis pesadillas más temidas. La voz, mi voz, era una cualidad que no me iba a fallar. Ponente, rotunda, sonante y constante. Sin embargo un dia me dejó sola, ya no formaba parte de mi, ya no me representaba, ni me identificaba. Adiós a uno de los sellos de identidad más perfectos y únicos del ser humano.  Quien iba a pensar siquiera que un dia ese sonido, el sonido de mi voz iba a ser un extraño desconocido. Ronca, cortante, silabiante, lenta y áspera, sin cuerpo. Nada que ver con lo que era.  Extrañaba mi sello, algo que me hacia ún…