Ir al contenido principal

Más que un viaje casi un desafío

Desde chica tuve la suerte de viajar, conocer mundo, caminar por las ciudades, mi manera de conocer y disfrutar de cada espacio de descubrimiento. Ahora la realidad es otra. No puedo caminar todo lo que yo quiero, ni mucho menos. A las 12 cuadras-calles aproximadamente mi energía comienza a agotarse, pero en esta oportunidad no es como cuando jugábamos al atari (juegos electrónicos) que cargabas las baterías con solo apretar un botón. Ahora las cosas cambiaron, hay que parar, descansar y luego de un tiempo de recuperación retomar el camino. 
Dentro de unas semanas un avión me espera. No es un viaje cualquiera, sino que es el primer viaje sola, con ciertas dificultades físicas y con muleta. La fatiga un capítulo aparte. 
El destino es Holanda y tiene varios aspectos a destacar. Me reencontraré con Silvina, amiga del colegio secundario, conoceré a su familia, participaré del wordshop del proyecto Daphne, y recorreré una nueva ciudad, Amsterdam. 
Sin embargo despertó en mí miedo, inseguridad e incertidumbre. Es la primera vez que salgo de mi entorno con las secuelas de los últimos brotes. Eso me asusta un poco, y al mismo tiempo me digo que con 38 años que tengo, no puede afectarme sino que tengo que aprovechar el desafío. A veces cometo el error de pensar que porque uno tiene unos determinados años vividos no tiene porque mostrar cierto grado de debilidad, impacto emocional, necesidad de protección, contención y ayuda. Es un aspecto al que también hay que acostumbrarse. 
El viaje encierra en si mismo varios retos como el hecho de respetar los tiempos del cuerpo. No vale decir "un poco más, total", luego viene la fatiga y te pasa la factura por desobedecer los mandatos corporales. Decir basta aunque quiera seguir, tomarme mis momentos de descanso,  y gestionar la energía que es una circunstancia nada fácil. Siempre considero que puedo un poco más, y luego pasa lo que pasa; el agotamiento toma las riendas y no hay nada que negociar. 
Será toda una experiencia donde me enfrentaré con las limitaciones, la discapacidad, el tiempo, todas cosas que quisiera pero no se pueden manejar.........no como yo quiero. Hay que adaptarse y para ello atravesar diversas estas situaciones.

Comentarios

  1. Que lindo!! vas a conocer Holanda, ver gente querida, hacer cosas que te interesan, buenísimo. Y si, da miedito y es difícil acostumbrarse a nuestras limitaciones, te entiendo tanto...aprender a escuchar a nuestro cuerpo y hacerle caso!! eso es lo más difícil, hacerle caso...Ser humana en lugar de la mujer maravilla...yo durante muchos años me lo creí, hasta que llegó todo esto y me hizo ver que soy simplemente una persona más con mis dificultades, miedos, inseguridades... Pasando a otro plano, pero no sin miedito,te cuento que mañana empiezo con el Betaferon, a ver que tal, da cosa, pero bueno...a seguir apechugando no?...
    Besos desde Madrid.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!!!!!
    Me encanta este blog y cuando pueda participaré en él. Os entiendo perfectamente, he pasado por todos esos estados de ánimo. Desde el 12/12/05 que me inyecté mi primer interferón ha llovido mucho! Hace tres años, lo asumí, aprendí a comunicarlo, a compartir mis experiencias en foros... Es muy duro para gente como nosotros (deportistas en mi caso)ver como no puedes correr, jugar al fútbol, saltar, despreocuparte de cada gota de energía y sí de saber racionalizarla, de escuchar a nuestro cuerpo...
    Como dije hace tres años, somos los elegidos, sólo nosotros, que somos fuertes, podemos con esto y más!! Sólo cabe gritar de esperanza y rodearte de tus amigos, novi@, marido, mujer, padres...y vivir cada momento!! Mucho ánimo y fuerza...Vamos!!! Para cualquier cosa, estoy ahí!
    Viaje a Holanda? Fuera miedos, ánimo y disfruta a tope del viaje (descansando....)! ya contarás tus andanzas. Por cierto, Amsterdam, espectacular! Canales, molinos, la plaza de Damm.... muy chulo!
    Betaferon? Fuera miedos, ánimo!!
    Besos, Pablo

    ResponderEliminar
  3. Bárbara y Pablo, me encanta que participen, y mil gracias por compartir parte de sus vidas y darme ánimos.
    Un abrazo
    Paz

    ResponderEliminar
  4. Animo Mary Paz tu viaje va a ser inolvidable, espero y te tomes infinidad de fotografías para así conocer lo que es ese enigmático país de Holanda. Mucha suerte y estaremos al pendiente de ti !!! ... Un abrazo !!! ... :D

    ResponderEliminar
  5. mi nombrees ronald jurado johnson, soy de argentina,padesco la E.M. desde hase 16 años,me en cuentro con problemas en mis piernas ayudado con un andador que utilizo en mi casa pero si salgo algun lado o a pasear me tengo que mover con silla de ruedas, la E.M. me ha cortado la vida , destruyendo todo my futuro cambiando mi vida economicay destrullendome en lo emocional y sentimentalmente..email roncris58@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. Es desconcertante vivir asi,mas por que uno al principio desconoce muchismo.
    Pero como bien te aconsejan,escucha a tu cuerpo y si es momento de tomar un descanso,habra que hacerle caso.
    Pero no dejes de disfrutar el viaje,no todos tenemos la oportunidad de salir del pais y no sabes que envidia me das (de la buena claro!)
    Asi que adelante,cosas mas dificiles hemos pasado!

    ResponderEliminar
  7. Hola amiga!! Yo tb sufro EM desde los 14 años
    (ahora tengo 36)!! Entiendo perfectamente lo que dices... la vida se te corta de pronto, no sabes qué hacer ni dónde ir. Te encuentras totalmente desprotegida ante lo que es la vida, ante un futuro que ves derrumbarse sin poder hacer nada para evitarlo!!
    Una niña no entiende estas cosas pero si aprende a vivir con ellas... a veces, se siente diferente y sola. A veces, sólo necesita que la escuchen y le hagan pensar en algo más que una silla de ruedas!!
    Te entiendo muy bien y te animo a que emprendas ese viaje, siempre conociendo tus limitaciones, sin forzarte... sólo vive cada segundo del día y disfrútalo!! Un besito y p´alante SIEMPRE ;)) María.

    ResponderEliminar
  8. Paz, me parece estar leyendo mi vida....siempre me gustó viajar, conocer y vivir situaciones nuevas, nunca le tuve miedo a nada, y hasta los 29 años, cuando me dió EM, agarraba mochila y salia a conocer, recorrer, muchas veces sin destino, me sentía libre, era feliz, FELIZ con mayúscula..y de pronto todo cambió....el miedo y la angustia pasaron a ser parte de mi vida...10 años después de la EM en mi vida tuve la oportunidad de viajar a europa, tenia miedo y dudaba, pero finalmente me atreví, partí sola y estuve casi 2 meses recorriendo, no conocí todo lo que me hubiera gustado y no hice ni la mitad de lo que hubiera podido hacer antes....pero descubrí que aún podia, que el miedo si era parte de mi vida pero no la regía, conocí personas fantásticas, lugares maravillosos y aunque siempre fuí una persona agradecida con la vida, durante ese viaje disfruté cada minuto, cada taza de café y cada cerveza que tomé cmo si no existiera nada más en el mundo, fué una experiencia maravillosa y me ha a ayudado a seguir adelante cada vez que pienso que ya no puedo más, conocí una parte de mi que no sabía que tenía, la calma y la capacidad de disfrutar con pequeñas cosas, si no podía recorrer una calle entera, fuí feliz recorriendo unos pocos metros, antes hubiera sido imposible que disfrutara de un "pedazo" y no el "trozo completo".... Ten la seguridad que si la vida te presenta esta oportunidad es porque tu puedes hacerlo y además porque te lo mereces, si no no estaría pasando...
    un abrazo fuerte, apretado y con mucha energía para tí!!!!
    Pásalo increible y vuélvete loca disfrutando!!!!!!!!!
    un beso
    y esperamos tus historias!

    ResponderEliminar
  9. Hola de nuevo María Paz:

    Me dá gusto saber de tí nuevamente, he leído tu blog, y sabes, agradezco mucho que compartas tus experiencias, pues al leerlas me identifico en muchas cosas con lo que dices y con los comentarios que te hacen, sé que lo que siento puede entenderlo alguien más,pues sí, hay que ahorrar mucha energía, pues la pila se nos acaba más rápido que antes, nos agotamos más que antes, nos cuesta todo más que antes, pero ahora valoramos cada parte de nuestro mucho más que antes, te deseo el mejor de los viajes, disfrútalo, y vívelo intensamente, ánimo Mary que no estamos solas, sí se puede, sólo vivimos un poco diferente.
    Un abrazo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  10. Amsterdam??????????? que bueno!!!!!!!!!
    El otro dia no pudimos hablar, ya habra un huequito que encuentre entre niño y niño para llamarte.
    Disfruta mucho del viaje y, sabes que es lo bueno, que Amsterdam es llanito y vas a tener fuerzas de conocer mas... imaginate que hubiera sido Granada.....
    Aprovecha cada instante de lo que vas a vivir y disfruta tambien de lo que ya has vivido y que mucha gente no tiene la oportunidad de vivirlo.
    Besitos miles. Vane

    ResponderEliminar
  11. Conozco muy de cerca la Esclerosis Múltiple y tus palabras me llegan de una forma especial. Mucha fuerza y sigue adelante.
    F

    ResponderEliminar
  12. Hola, otra vez!! Supongo que será la edad, la inexperiencia por ser joven pero, sabiendo que es una putada, hay que pasarlo de la mejor forma posible, con una sonrisa en la cara y siempre optimistas!! Un abrazo muy grande a tod@s!!!!

    ResponderEliminar
  13. CLAUDIA S. PERTICARI9 de septiembre de 2010, 22:38

    QUERIDA MARÍA PAZ LA VIDA SE HA HECHO PARA VIVIRLA COMO SEA, ALGUNOS TENDRÁN MÁS VENTAJAS QUE NOSOTROS PERO NO NOS QUEDEMOS ATRÁS, QUE LAS DESVENTAJAS NUESTRAS SEAN NADA MÁS QUE PARA PENSAR UN POCO MÁS MIENTRÁS DESCANSAMOS. DOY GRACIAS CADA DÍA DE MI VIDA CON EM,PORQUE ME DIÓ LA POSIBILIDAD DE VER LA VIDA DISTINTA, YA NO QUIERO DESPERDICIAR EL TIEMPO HACIENDO COSAS QUE NO ME GUSTAN O ESTANDO CON GENTE QUE NO ME AGRADA, DESDE HACE 5 AÑOS QUIERO SER FELIZ CADA DÍA Y AYUDAR A HACER FELIZ A LOS DEMÁS. BESOSSS Y NO TE PREOCUPES TODO VA A SALIR BIEN EN TU VIAJE.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas
Parece que unas hormigas nos pasean por los pies o las manos, sin estar en el campo y ni siquiera que estén las hormigas. Obviamente estoy comentando lo que se siente con el hormigueo, que es una de las sensaciones a las que nos somete la esclerosis múltiple. Molesta bastante seguido, hay épocas que el hormigueo es reincidente, pareciera que nos tuviera cariño o que nos hubieran rociado con azúcar, porque el hormigueo no se va. Atenti que este síntoma no está solo, hay otros que no agregan un plus a nuestro nivel de aguante; y vaya que aguantamos. Es ahí cuando aparecen las descargas eléctricas, haciendo una entrada triunfal, de sopetón. Da la impresión que metiéramos los dedos en el enchufe por control remoto. Con cada descarga parece que uno de nuestros brazos, manos, piernas o pies, se bambolean terminando con un golpe seco. Un sacudón sin ton ni son. Como se imaginarán es una sensación extraña y desagradable, y otra de las tanta…

Doble discurso

Asier De La Iglesia, jugador de basquet profesional, es un caso más de muchos. El mercado laboral, profesional y deportivo tiene sus reglas y condiciones. No es el primero ni será el ultimo que se queda afuera, con y sin Esclerosis Múltiple (EM). Basta del doble discurso, de negar la realidad, de negar la evidencia de la forma que la esclerosisrepercute en nuestras vidas. Es por eso que fui y soy tan crítica con ciertos tipos de mensajes que esconden la realidad de lo que implica la enfermedad.  Ahora todos se asombran ante el rechazo del equipo francés de basquet profesional de incorporarlo por tener EM. No es sólo por eso, sino porque no tiene casi sensibilidad en una mano, síntoma reconocido por el  jugador. Desgraciada circunstancia, y un hecho como otras patologias que dejan afuera del ambito profesional a muchos jugadores, porque las condiciones de salud no responden a las exigencias de tal o cual ambito, y más en el deporte profesional sea cual fuere.  Que la esclerosis múltiple a…

“La voz, parte de uno mismo” por María Paz Giambastiani

Se fue sin previo aviso, cambió de golpe dando un portazo sórdido. No estaba ahí, había desaparecido, y nunca pensé que la iba a extrañar tanto. Formaba parte de mi, de quien era, siendo parte de mi identidad. De pronto un sonido sordo y al mismo tiempo despertó un miedo incalculable sobre el poder de la comunicación que se quedaba truncado. El sonido era como un extraño ruido que no reconocía como propio. Que me constara hablar no estaba en mis planes, ni en mis pesadillas más temidas. La voz, mi voz, era una cualidad que no me iba a fallar. Ponente, rotunda, sonante y constante. Sin embargo un dia me dejó sola, ya no formaba parte de mi, ya no me representaba, ni me identificaba. Adiós a uno de los sellos de identidad más perfectos y únicos del ser humano.  Quien iba a pensar siquiera que un dia ese sonido, el sonido de mi voz iba a ser un extraño desconocido. Ronca, cortante, silabiante, lenta y áspera, sin cuerpo. Nada que ver con lo que era.  Extrañaba mi sello, algo que me hacia ún…