Ir al contenido principal

El mejor amigo del hombre

Desde chica, allá lejos y hace tiempo, tuve mascotas, las elegidas fueron perras. Eran una más de la familia. Tuve 3. Todas dejaron su huella, su enseñanza, su paso por mi vida. Fueron grandes compañeras, cariñosas, fieles, guardianas, compañeras y una parte importante de mi. Un ejemplo a imitar. 
Desde que llegué a España, por diferentes motivos las mascotas dejaron de formar parte. Egoistamente había otras prioridades que no coincidían con el hecho de tener un miembro más en la familia. Viajes a costa de un amor inconmensurable. Muchas veces mientras estuve casada nos planteamos la posibilidad, pero luego analizarlo era un tema que quedaba para más adelante. De alguna manera siempre me arrepentí. Y desde hace un tiempo no dejo de pensar y de sentir la necesidad de que una perra esté a mi lado.
Mi primera mascota fue Fina, una salchicha enana, que más allá de su diminuto tamaño era gigante de corazón, alegre, vivaz, y guardiana. Nos acompañó durante 8 años, y a pesar de sus últimos meses estuvo inválida recibiendo un tratamiento que no dio resultados, su amor hacia nosotros no disminuyó. Aguantó como una leona.
Luego de mucho sufrimiento por su pérdida, llegó Frida, una cachorra doberman única en su especie. Era mi compañera de caminatas, de paseos por la plaza, en verano por la playa, quien de alguna manera me consoló cuando corté con mi primer novio, y estuvo siempre a mi lado en cada uno de mis pasos. Hasta puede decirse que se recibió de periodista, las horas de estudio además de por la música clásica de fondo, ahí acostada abajo del escritorio me acompañaba. Era muy impulsiva, fuerte, tenía garra y era muy inteligente. De hecho cuando me rompí los ligamentos del tobillo entrenando tenis y estuve 2 meses enyesada –escayolada-, salíamos a pasear y bajaba el ritmo, la velocidad. Tenía gestos que eran más que humanos, se sentaba en el sofá con las patas en el suelo, por momentos parecía que hablaba, y las miradas las conservo en mi recuerdo. Inclusive antes de morirse, a su manera se despidió, me miró fijamente, me lamio la cara………..y se fue.
Pero unos años antes nos dejó parte de ella. Tuvo 6 cachorros, 4 machos y 2 hembras. Ali fue la elegida por Frida, ella la seleccionó para compartir familia, territorio, y un hogar.  Ali siempre fue la hija, infantil, dicharachera, juguetona. Como si en sus 14 años de vida nunca hubiera pasado de los 4 años por su conducta. Eso si, cariñosa como su madre.
Fina, Frida y Ali acompañaron mi crecimiento, me enseñaron, aprendí, y disfruté de su compañía y cada una con su manera de ser. Aunque reconozco que mi debilidad o preferida fue Frida, perceptiva como pocas, no se le escapaba ni una. Si tengo que describirla con una palabra: IMPRESIONANTE.  
Actualmente estoy tomando en cuenta la posibilidad de tener una compañera de “viaje”, que equivocadamente o no, ante esta posibilidad no tengo miedo que me abandone, que no aguante las limitaciones que va dejando la esclerosis, en cambio ante una pareja, un hombre si aparecen los fantasmas del abandono. No es lo mismo, y eso está claro. Desde ya que cada uno resuelve sus miedos y conflictos como puede, y yo el abandono creo que me costaría mucho resistirlo y superarlo.
Mis limitaciones son patentes, se notan, son evidentes, no se pueden disimular. Ahí están. Como están mis amigos, la gente que me quiere y parte de mi familia caminando a mi lado por este camino que nos toca transitar.
De alguna manera, y como dice la web www.animalesmascotas.com, las mascotas son los aliados ideales Por otro lado, la interacción y convivencia diaria entre una mascota y la persona con discapacidad tiene varios beneficios:

Contribuye a que la persona se sienta útil para llevar a cabo labores propias del cuidado de una mascota (alimentarla, bañarla, sacarla a pasear, llevarla al control veterinario).

Fortalece la autoestima.

Sirve de inspiración para vencer “limitaciones”.
Ayuda a tener una mayor socialización.
Provee contención y afecto genuino, para enfrentar situaciones dolorosas o difíciles de una manera tranquila.
Facilita el proceso de rehabilitación (en personas con discapacidades físicas e intelectuales), ya que el acariciarle tiene un efecto relajante.
Mejora el estado anímico y fomenta la aceptación de la discapacidad.
Enseñan a ser pacientes, perseverantes, alegres y agradecidos.
En todos los casos las mascotas son de gran ayuda para mejorar la estabilidad física y emocional de las personas con y sin discapacidad. Los perros traen compañerismo y alegría.
Y creo que será una de las mejores decisiones que pueda tomar. Un perro es el mejor amigo del hombre, y no es solo una frase………….aunque mis amigos humanos son lo MÁXIMO. 

Comentarios

  1. te felicito mariam. muy buena eleccion.
    te quiere mama

    ResponderEliminar
  2. Las mascotas son practicamente imprescindibles por su compañia, su comprension y su lealtad. Liliana

    ResponderEliminar
  3. bravo paz. me llegaste al corazón, como siempre lo haces. pienso q una nueva mascota te alegraría esos ratos q tenemos de bajón, a mi mis masdcotas me hacen feliz todos los días... y son estupendos compañeros para todo. te mando un beso enorme! Raquel

    ResponderEliminar
  4. Sabes, yo estoy en planes de adoptar un gato, vivo con mi hija preadolescente y he optado por gato porque dadas mis limitaciones para caminar descarté el perro.
    Tengo terror! tengo más terror que cuando esperaba a mi hija porque no sabía que tenía EM y podía caminar.
    La verdad, me cuesta discernir si el gato es para mi hija o para mi, pero ya he echado a andar la rueda… ya te contaré.

    ResponderEliminar
  5. yo tambien he tenido tres perras y pienso como tú. bs.Carmen

    ResponderEliminar
  6. Hoy a media mañana me acordé de tí preguntándome cómo te iria con el tratamiento, y me encuentro con tus escritos que siempre me conmueven. Un abrazote. Carmen

    ResponderEliminar
  7. Es cierto lo que dice Raquel; yo opté por los gatos. Son más independientes, no necesitás sacarlos a pasear a la calle, pero (cuando ellos quieren), son cariñosos, compañeros, te reciben sin mover la cola pero a su manera manifiestan alegría de verte. Amo a los gatos!!!Besos!!! Cyn

    ResponderEliminar
  8. yo tb recuerdo a todas ellas: a lulu, a Reina, a taty a peky....ahora Katua....siempre estan ahi con uno, levantandote el animo y sacandote una sonrisa.
    andamos en la misma sintonia....ando con unas ganas de una perrita.... Julia

    ResponderEliminar
  9. No se como calificarte, me haces pasar fugazmente por mil sensaciones, sos increible. Seguire insistiendo que tenes muchisima capacidad para transmitir y como tengo el privilegio de conocerte, se que lo que decis no es postura. Obviamente me encanto lo que escribiste. Titi

    ResponderEliminar
  10. Coincido con vos en que el perro es un animal super perceptivo, que da todo a cambio de poquito, y nos permite sentir ese calorcito de afecto que tantas veces necesitamos. Yo también extraño esa compañía. Apoyo tu planteo. Graciela

    ResponderEliminar
  11. Mis 3 hijos (8,10 y 12 años)siempre me pidieron mascota y nunca acepté xq ya tenía demasiado trabajo...
    Hace 8 meses me diagnosticaron sindrome desmielinizante aislado y mi vida dió un vuelco en todos los sentidos!!! Hace 2 meses tenemos a Mapuche,un hermoso gatito siamés q llenó la casa de alegría, y además ,los viernes x la noche cuando me aplico el avonex y empiezo con la fiebre y los dolores no se mueve de mi lado... Es increible,nosotros creemos q cuidamos a las mascotas,pero en realidad son ellas quienes nos cuidan a nosotros!!

    Me gusta mucho tu blog,es una gran ayuda para mi q estoy empezando a descubrir este mundo. Besos!!! mariana

    ResponderEliminar
  12. hola tesorete, una vez más comento tu carta... me ha parecido preciosa, me ha traido recuerdos de mis dos perrillas bóxer, que desgraciadamente ya no están con nosotros, pero sus almas perdurarán por siempre en nuestros corazones...

    No hay mejor compañia que la de un perro, fiel, leal, juguetón, dicharachero... Yo elegí perras siempre, son más fieles y más tranquilas, ya vamos por la tercera como te dije en el facebook, una bulldog francés a la que no se le han subido las orejas (dicen que son defectuosos cuando pasa éso), pero nosotros queremos a nuestra perra con orejas tiesas o agachadas, eso no tiene importancia, nosotros también tenemos lo nuestro, verdad amiga mia??? claro que si.. y ellas lo aceptan y te cuidan de una manera tremendamente especial.
    Yo te animo a que pilles una perrilla de nuevo, una nueva compañera de viaje que hará de tus momentos de bajón un cúmulo de subidas a diestro y siniestro, una mirada dulce y tranquila a cambio de una pekeña caricia... anímate, y nos cuentas, si?? muchos besotes reinona!!! tu amiga, Sandra.

    ResponderEliminar
  13. Hola María Paz (bellisimo tu nombre!), no nos conocemos, recién hoy leí tu blog, desde URGENTE 24, leyendo noticias, entré... no sé porqué... Supongo que debés estar un poco cansada de consejos de tratamientos y demás.
    Pero... te sugiero la MACROBIÓTICA. En España hay mucha gente calificada en el tema.
    Puede cambiarte realmente la vida.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. yo recuerdo a mis dos bóxer, luna y kyra, estarán en el cielo de los perros, eran dos encantos, ahora tengo una bichete, un bulldog francés que es una locuela, llena cada espacio vacío de la casa y nos llena de alegría, es increíble lo que puede hacer un perro.....Sandra

    ResponderEliminar
  15. Gracias por los consejos, las opiniones, y las sugerencias. Todas son maneras de sentirme acompañada. Un abrazo, Mª Paz

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu relato. He de decirte que yo soy recién diagnosticada de EM. Cuando tuve mi primer brote y andaba con pruebas entrando y saliendo del hospital, mi gata siamesa Kiara estuvo conmigo en todo momento. Te diré algo curioso, antes de saber yo que tenia EM, ella ya estaba rara conmigo, más mimosa y pegada a mí. Al poco pasé muchos días ingresada y a mi vuelta fue espectacular como me recibió. Los gatos también son cariñosos cuando reciben cariño. VIVAN LAS MASCOTAS

    ResponderEliminar
  17. Hola Paz!!!!, me alegra volver a leerte y sentirte vital. A encarar con fuerza esta vida que nos tocó, aunque a veces las fuerzas flaquean y necesitamos parar para tomar aire nuevo y volver a tomar energías renovadas.Las mascotas son compañeras, yo también me decanto más por los gatos, pero... sobre gustos...
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Hola. Sigue escribiendo tu experiencia pues es la expresión escrita de lo que uno siente, y eso ayuda.
    Un saludo,
    Eva

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado tu relato. Que recuerdos más bonitos! La verdad es que dan un amor incondicional, son muy especiales. Cuando vinimos a este piso, pensamos en la posibilidad de un perrito ya que tenemos terraza para hacerle un lugar acogedor y espacio para moverse pero lo hemos dejado pasar. Nunca es tade para volver a plantearselo! Gracias Paz, siempre desde el corazón

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas
Parece que unas hormigas nos pasean por los pies o las manos, sin estar en el campo y ni siquiera que estén las hormigas. Obviamente estoy comentando lo que se siente con el hormigueo, que es una de las sensaciones a las que nos somete la esclerosis múltiple. Molesta bastante seguido, hay épocas que el hormigueo es reincidente, pareciera que nos tuviera cariño o que nos hubieran rociado con azúcar, porque el hormigueo no se va. Atenti que este síntoma no está solo, hay otros que no agregan un plus a nuestro nivel de aguante; y vaya que aguantamos. Es ahí cuando aparecen las descargas eléctricas, haciendo una entrada triunfal, de sopetón. Da la impresión que metiéramos los dedos en el enchufe por control remoto. Con cada descarga parece que uno de nuestros brazos, manos, piernas o pies, se bambolean terminando con un golpe seco. Un sacudón sin ton ni son. Como se imaginarán es una sensación extraña y desagradable, y otra de las tanta…

Dos son pareja, tres son multitud

¿Cómo seguir adelante en pareja, siendo dos, con un tercero en discordia: la esclerosis múltiple?. Es complicado porque afecta a ambos. En cuanto se incumbe parece que todo rebalsa y nada se puede contener.Lamentablemente un alto porcentaje de parejas-matrimonios no llegan a buen puerto. La separación pasa a ser un hecho irrefutable e indiscutible. Muchos reclaman su derecho a “vivir de otra manera”. Ante esto nos quedamos impávidos, pero quizás nosotros por lo que nos pasa, tenemos otro punto de vista, otra forma de encarar las cosas, de verlas y afrontarlas. Es ahí cuando entendemos, hacia uno y otro lado, que no es posible ponerse en los pies de otro; porque a cada uno le duele su callo.
Una separación, ruptura, corte y distancia es doloroso de por sí, más allá de la condición de cada uno. Cuando una pareja se rompe, todas las culpas señalan a la enfermedad casi en primera instancia, pero más allá de ella las razones -que son variadas- tanto de uno como del otro están en una situaci…

Al fin y al cabo, ya era hora

Tengo que decirles que muchos de ustedes, quienes me tildaron de negativa por difundir la realidad de la EM, que hoy refuerzan mi discurso. Lo que ayer era criticado, hoy es parte de su argumento. Ya no me siento sola, aunque parece que estoy rodeada de pacientes conversos después de muchos años. Reconozco que me dejaron atónita.  Para los que no sepan de que se trata, este analisis viene a raíz de lo publicado por mis retractores similar a lo que por activa y pasiva difundi desde un principio, sobre el dia nacional de la Esclerosis Múltiple (EM) que en España se conmemora el 18 de diciembre.  Leí infinidad de twits y notas en las redes sociales sobre la disparidad de síntomas que rodean a quienes tenemos EM, sobre la realidad de los pacientes. Me quedé pasmada, ya que hubo un giro de discurso desde hace poco, por suerte, donde prevalece la realidad por sobre todas las cosas, aunque con ciertas restricciones. No hablo en vano. Estoy diagnosticada desde hace más de 13 años de EM, una enfe…