Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Dos son pareja, tres son multitud

¿Cómo seguir adelante en pareja, siendo dos, con un tercero en discordia: la esclerosis múltiple?. Es complicado porque afecta a ambos. En cuanto se incumbe parece que todo rebalsa y nada se puede contener.Lamentablemente un alto porcentaje de parejas-matrimonios no llegan a buen puerto. La separación pasa a ser un hecho irrefutable e indiscutible. Muchos reclaman su derecho a “vivir de otra manera”. Ante esto nos quedamos impávidos, pero quizás nosotros por lo que nos pasa, tenemos otro punto de vista, otra forma de encarar las cosas, de verlas y afrontarlas. Es ahí cuando entendemos, hacia uno y otro lado, que no es posible ponerse en los pies de otro; porque a cada uno le duele su callo.
Una separación, ruptura, corte y distancia es doloroso de por sí, más allá de la condición de cada uno. Cuando una pareja se rompe, todas las culpas señalan a la enfermedad casi en primera instancia, pero más allá de ella las razones -que son variadas- tanto de uno como del otro están en una situaci…

La cabeza, NO!

El miedo a la silla de ruedas es algo que camina con nosotros desde el mismo diagnóstico pareciendo que vienen en combo. Pero no siempre es así. No obstante es una idea que de vez en cuando se cuela en nuestros pensamientos convirtiéndose en una pesadilla que con el avance de la enfermedad se hace carne y nos perturba. Un brote que afecta la movilidad y se encienden todas las alarmas.
El otro dia se me hizo un nudo en el estómago. Después de participar de dos reuniones de trabajo en Bilbao, y una parada a tomar un café con una amiga –por la mañana, terminé el itinerario muy fatigada. Para cambiar de aire tuve la intención de mirar vidrieras por la Gran Via, y porque no, entrar a algún negocio. Así lo hice. Fue imposible disfrutar del mini circuito por H&M. Miraba pero no veía, era una sensación espantosa, como si todo se me viniera encima. Era la manera de mi cerebro de reclamar un tiempo muerto. Así lo sentí, como un espacio vacío en mi cabeza. Por supuesto me estremecí.   Con esfue…