Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

De todo corazón: GRACIAS

Hola a todas y todos. Mil gracias por seguir el blog, por sus aportes, comentarios, opiniones, y por estar cerca. Sentirnos acompañados por este sendero regocija y sienta muy bien.
Un fuerte abrazo
Paz

La escritura y la esclerosis, una realidad que cala hondo

Ayer mientras disfrutaba de un café con leche en un bar donde ante la ausencia de inspiración y la necesidad de escribir vuelvo a reencontrarme con mi lado creativo. Estuve mirando durante un rato una hoja en blanco y pensé en las similitudes de la esclerosis múltiple con la escritura. Escribir es un hecho creativo, imaginativo. Además de ser en si mismo una actividad terapéutica de recreación, libertad y realización. Sin olvidar su lado de intromisión. Es una aventura hacia la reflexión. Ante este hecho no hay nada peor que la falta de ideas y la presión que refleja una hoja vacía. El pavor por la ausencia es una sensación que se acerca al agujero negro que provoca un el diagnóstico, un brote, una recaída, la falta de certeza y por supuesto uno de los mayores fantasmas de la enfermedad, la conocida incertidumbre, que es la madre de la esclerosis. En ese momento –como dice la canción de Andrés Calamaro, “pasemos a otro tema” es nuestra mejor opción, de lo contrario siempre queda hundi…

Entre tinieblas

No me importa que la medicina sea así, donde lo absoluto es enemigo de lo volátil. Necesito certezas, estoy cansada de las dudas. Los tal vez, no me sirven y me alteran. Por definición estamos acostumbrados que las cosas sean en muchas ocasiones blancas o negras: o sos alta o baja, gorda o flaca, puntual o impuntual, responsable o irresponsable, etc. No hay término medio. Y quienes vivimos con una enfermedad necesitamos saber a que nos enfrentamos, que tenemos, y ante una dolencia incierta esperamos que el huracán de lo incierto pare. Esto sucede cuando un día te sorprende un “posible” cambio de diagnóstico.  De la mano se acerca el miedo a sentirnos en la cuerda floja, en una caída que no termina nunca, en donde el suelo no te ataja jamás. Vivir el proceso de nuevo no tiene lugar.  La convulsión de sentimientos se revoluciona a la velocidad de la luz. Mientras los distintos análisis, estudios, y visitas a distintos especialistas se suceden en paralelo con mi tormentosa realidad. Ante…

Agotador

Estos son malos tiempos para pensar. “Perdiste el 50% de la visión y no la vas a recuperar” aseguró el oculista. Sus palabras sonaron a sentencia. Este es uno de los tantos ejemplos de los momentos propicios en los que dejar la mente en blanco es un valor agregado. Ante ciertos hechos no tenemos nada que hacer por más que querramos solucionar o resolver. Casos en los que la realidad supera la ficción. Y ante la evidencia no queda más que seguir adelante. Es en este escenario donde las pérdidas son una de esas vivencias que no tienen remedio, ya que la pérdida y el duelo nos acompañarán a lo largo de nuestra vida, en la que la esclerosis múltiple no es un todo, pero forma parte de nosotros. En el transcurso, los avatares ya pasan a ser una constante – por períodos- de lo que significa tener esclerosis múltiple. Es cuando nos vemos obligados a tomar decisiones que nos colocan entre la espada y la pared, que si bien no son una inmutables, forman parte de vivir, de ser y estar. No queremos…