Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Ajo y agua

Una frase que nos deja sin aliento. En enfermedades como la esclerosis múltiple, la variedad y variabilidad son una constante, como infinidad las veces que sentimos que impera el ajo y agua.
Cuando las cosas no van como lo esperamos, y los síntomas hacen su aparición interfiriendo en nuestra cotidianidad, de entrada nos enojamos. Lógico. Ante el cambio de estado que nos asecha esperamos unos dias hasta ver que la situación no varía, y menos para bien, sino que cada vez está más presente. Consideramos que ya pasó un tiempo prudencial y las cosas no mejoran, es hora de llamar al neurólogo. Esa llamada nos va a confirmar lo que tememos, pero es casi obligación del paciente mantener al tanto a los especialistas de lo que nos pasa, porque con nosotros y a través de nosotros aprenden sobre la enfermedad.
Ante el cambio de tratamiento para la EM a veces tenemos que someternos a distintos medicamentos al mismo tiempo. En el caso de los tratamientos paralelos, directos e indirectos sobre la pa…

Me harté!

Me agotaron los riesgos!. En otras palabras estoy podrida de afrontar los vaivenes de la propia enfermedad sumado, a los efectos secuendarios de los tratamientos, directos e indirectos. Al fin y al cabo es una sumatoria de causa efecto…defecto.

Parece que caminamos por la corniza ya sea por la propia enfermedad y su avance, o bien por las contraindicaciones de los tratamientos, que visto y considerando lo que hay, no son ninguna pavada. Este episodio casi puedo reconocer que está durando, o más bien tardando, 9 meses y eso que no es ningun embarazo. Después de 4 brotes y 8 lesiones desmielinizantes nuevas, en diciembre del año pasado habia llegado el momento de cambiar de tratamiento. Fue ahí cuando el hígado decidió por mi, y todo por el aumento de las enzimas hepaticas que despertaron todas las alarmas. Especialista, análisis y estudios que llevaron su tiempo, hasta que en junio tuve la autorización para empezar con el nuevo tratamiento. Tampoco pudo ser esa vez. Una úlcera, gastrit…