Ir al contenido principal

Aprender jungando


Cuantas veces escucharon premisa “tenés que dar ejemplo”. Si tenían hermanos menores, seguro esta frase resonó infinidad de veces, la misma cantidad de ocasiones que nos olvidamos que los niños aprenden del comportamiento de los demás, y jugando.
¿Qué ven que hacemos nosotros los adultos? En cuanto salimos a la calle encendemos el móvil, convirtiéndolo en uno de los participantes de toda reunión. Salir sin el móvil es casi una tragedia, le fuimos dando un lugar privilegiado, tal es asi que poco a poco estamos perdiendo la capacidad de sociabilizar sin facebook, encontrar pareja sin meetic, y conocer amigos fuera de las redes sociales.
Eso es lo que trasmitimos a los chicos, que la comunicación interpersonal, cara a cara, está cediendo pasos … agigantados, a la tecnología, un intruso que va ganando terreno, y está pasando a formar parte esencial de la vida, de los niños.
Es innegable que, quien más quien menos, tiene acceso a la play, la wi, los juegos del móvil, o del ordenador. Se trata de un cambio de época en la que el entretenimiento tecnológico relegó a otro tipo de juegos que tuvieron su momento de furor en el pasado, como los juegos de mesa, los que inventábamos, y de los que aprendíamos … jugando. 
Llámenme nostálgica, pero antes, a través de distintos juegos íbamos sintiendo lo que implicaba no poder ver, oír o moverse sin dificultad. Durante estos momentos de ocio, dábamos el primer paso hacia la inclusión o mejor dicho hacia un darse cuenta de lo que significaba tener una discapacidad, pero jugando.
Quien no jugó a las estatuas, al dígalo con mímica, al oficio mudo, al gallito ciego, al cuarto oscuro, a la mancha congelada, a la mancha venenosa, a bailar al ritmo de los sonidos con los ojos tapados, y tantos otros que nos abrían la puerta hacia la consideración del otro, porque transitábamos jugando por distintas realidades, capacidades, sensaciones y sentimientos. En consecuencia conocíamos indirectamente lo que le sucedía a quien tenía alguna discapacidad, porque lo habíamos aprendido … jugando.
Bajo este lema es que distintas organizaciones, están organizando en colegios, distintos juegos en clase, para que los chicos y chicas conozcan en primera persona la diversidad funcional, con el fin de generar un cambio de actitud en cuanto a la inclusión desde el entendimiento y experiencia de lo que le pasa al otro, y cómo le pasa.
Si bien los juegos electrónicos evolucionaron, y la tecnología es un aliado a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional, experimentar vivencias de otros, es de por sí, un valor agregado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas
Parece que unas hormigas nos pasean por los pies o las manos, sin estar en el campo y ni siquiera que estén las hormigas. Obviamente estoy comentando lo que se siente con el hormigueo, que es una de las sensaciones a las que nos somete la esclerosis múltiple. Molesta bastante seguido, hay épocas que el hormigueo es reincidente, pareciera que nos tuviera cariño o que nos hubieran rociado con azúcar, porque el hormigueo no se va. Atenti que este síntoma no está solo, hay otros que no agregan un plus a nuestro nivel de aguante; y vaya que aguantamos. Es ahí cuando aparecen las descargas eléctricas, haciendo una entrada triunfal, de sopetón. Da la impresión que metiéramos los dedos en el enchufe por control remoto. Con cada descarga parece que uno de nuestros brazos, manos, piernas o pies, se bambolean terminando con un golpe seco. Un sacudón sin ton ni son. Como se imaginarán es una sensación extraña y desagradable, y otra de las tanta…

Doble discurso

Asier De La Iglesia, jugador de basquet profesional, es un caso más de muchos. El mercado laboral, profesional y deportivo tiene sus reglas y condiciones. No es el primero ni será el ultimo que se queda afuera, con y sin Esclerosis Múltiple (EM). Basta del doble discurso, de negar la realidad, de negar la evidencia de la forma que la esclerosisrepercute en nuestras vidas. Es por eso que fui y soy tan crítica con ciertos tipos de mensajes que esconden la realidad de lo que implica la enfermedad.  Ahora todos se asombran ante el rechazo del equipo francés de basquet profesional de incorporarlo por tener EM. No es sólo por eso, sino porque no tiene casi sensibilidad en una mano, síntoma reconocido por el  jugador. Desgraciada circunstancia, y un hecho como otras patologias que dejan afuera del ambito profesional a muchos jugadores, porque las condiciones de salud no responden a las exigencias de tal o cual ambito, y más en el deporte profesional sea cual fuere.  Que la esclerosis múltiple a…

“La voz, parte de uno mismo” por María Paz Giambastiani

Se fue sin previo aviso, cambió de golpe dando un portazo sórdido. No estaba ahí, había desaparecido, y nunca pensé que la iba a extrañar tanto. Formaba parte de mi, de quien era, siendo parte de mi identidad. De pronto un sonido sordo y al mismo tiempo despertó un miedo incalculable sobre el poder de la comunicación que se quedaba truncado. El sonido era como un extraño ruido que no reconocía como propio. Que me constara hablar no estaba en mis planes, ni en mis pesadillas más temidas. La voz, mi voz, era una cualidad que no me iba a fallar. Ponente, rotunda, sonante y constante. Sin embargo un dia me dejó sola, ya no formaba parte de mi, ya no me representaba, ni me identificaba. Adiós a uno de los sellos de identidad más perfectos y únicos del ser humano.  Quien iba a pensar siquiera que un dia ese sonido, el sonido de mi voz iba a ser un extraño desconocido. Ronca, cortante, silabiante, lenta y áspera, sin cuerpo. Nada que ver con lo que era.  Extrañaba mi sello, algo que me hacia ún…