Ir al contenido principal

Prioridades

Es momento de analizar sobre lo hecho el 30 de mayo durante el día mundial de la EM; aunque lo hecho, hecho está. Mucho bombo pitos y matracas. Probablemente  serán muchas las palmas que se agitarán en señal de victoria, por haber convertido al #diamundialdelaEM en trending topic. Pero, ¿a qué precio? El de negar la evidencia, las circunstancias de muchos, y por encima de todo, las características de una enfermedad como la esclerosis múltiple (EM). 
Ayer fue un día señalado para los 2,5 millones de personas que tienen EM, una enfermedad neurodegenerativa, del sistema nervioso central, discapacitante que afecta a 3 mujeres por cada hombre, a personas de 20 a 40 años. 
Me sorprendieron muchas reacciones y acciones, que más que difundir la realidad de la enfermedad “celebraban” aún no se que cuestión. 
El dia mundial de la EM no es un festejo, es una llamada de atención para generar una mayor intervención sociosanitaria, reclamar mayor inversión en investigación para todas las formas de la enfermedad, y un día para promover empatía (una característica que pareciera que escasea dentro del propio colectivo, en el que cada cual persigue su meta). 
Las circunstancias limitantes, la disminución de la calidad de vida, las consecuencias personales, familiares, laborales, sociales y sanitarias pareció que no estuvieron en agenda. Difundir los síntomas no perceptibles, invisibles, debería haber sido uno de los objetivos, y sobretodo promover la variedad de implicaciones sobre nuestra salud, de esta enfermedad incierta como la esclerosis múltiple, y ante la que afrontamos, con la que convivimos y seguimos adelante. 
Uno de las mayores demandas hacia la sociedad por parte del colectivo de pacientes, es la comprensión y la empatía, sin embargo muchos se ocuparon en negar, por ejemplo, las consecuencias motrices de la EM. ¿Dónde quedaron quienes viven el día a día en silla de ruedas, andador, muletas, scooter? Parece que muchos quieren esconder esta circunstancia que atraviesan muchas de las personas con EM, o por lo menos se esforzaron en que así fuera. 
Esta no es una contienda, más bien es un proceso de adaptación a las implicancias de cada uno a la enfermedad, y un escenario como el de ayer era una oportunidad para mostrar de que se trata, sin miramientos ni medias tintas. Las heterogeneidad como protagonista, sin embargo no fue así. 
Aún no tiene cura, es progresiva, todavía se desconocen las causas y su evolución. Por ende hasta que ese día llegue, es fundamental que seamos responsables de transmitir la realidad de la diversidad de la enfermedad, porque sólo difundiendo la verdad de lo que implica tener esclerosis múltiple, nos conducirá al entendimiento, y la empatía como clave del cambio y propulsor de estrategias que incidan en la mejor calidad de vida de los Pacientes. Porque la EM si limita, si afecta a la cotidianidad, no obstante seguimos adelante, a través de la adaptación de cada circunstancia, que es nuestro valor y fortaleza. 
 Que así sea. 
#NoSinNosotr@s #PorNosotr@s  #EntreNosotr@s   #patientinvolved 







Comentarios

Entradas populares de este blog

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas
Parece que unas hormigas nos pasean por los pies o las manos, sin estar en el campo y ni siquiera que estén las hormigas. Obviamente estoy comentando lo que se siente con el hormigueo, que es una de las sensaciones a las que nos somete la esclerosis múltiple. Molesta bastante seguido, hay épocas que el hormigueo es reincidente, pareciera que nos tuviera cariño o que nos hubieran rociado con azúcar, porque el hormigueo no se va. Atenti que este síntoma no está solo, hay otros que no agregan un plus a nuestro nivel de aguante; y vaya que aguantamos. Es ahí cuando aparecen las descargas eléctricas, haciendo una entrada triunfal, de sopetón. Da la impresión que metiéramos los dedos en el enchufe por control remoto. Con cada descarga parece que uno de nuestros brazos, manos, piernas o pies, se bambolean terminando con un golpe seco. Un sacudón sin ton ni son. Como se imaginarán es una sensación extraña y desagradable, y otra de las tanta…

Dos son pareja, tres son multitud

¿Cómo seguir adelante en pareja, siendo dos, con un tercero en discordia: la esclerosis múltiple?. Es complicado porque afecta a ambos. En cuanto se incumbe parece que todo rebalsa y nada se puede contener.Lamentablemente un alto porcentaje de parejas-matrimonios no llegan a buen puerto. La separación pasa a ser un hecho irrefutable e indiscutible. Muchos reclaman su derecho a “vivir de otra manera”. Ante esto nos quedamos impávidos, pero quizás nosotros por lo que nos pasa, tenemos otro punto de vista, otra forma de encarar las cosas, de verlas y afrontarlas. Es ahí cuando entendemos, hacia uno y otro lado, que no es posible ponerse en los pies de otro; porque a cada uno le duele su callo.
Una separación, ruptura, corte y distancia es doloroso de por sí, más allá de la condición de cada uno. Cuando una pareja se rompe, todas las culpas señalan a la enfermedad casi en primera instancia, pero más allá de ella las razones -que son variadas- tanto de uno como del otro están en una situaci…

Ambivalente

El viernes viví un choque de sensaciones. Un episodio sobre la silla de ruedas que me provocó sentimientos encontrados. Lo primero que hice ante la llegada de mi silla de ruedas eléctricagracias a la Diputación Foral de Bizkaia, fue devolver la silla eléctrica de la Asociación de Esclerosis Múltiple ADEMBI, que alquilé por un precio irrisorio, y fue un gran apoyo durante casi un año como resultado de la afectación respiratoria de la EM. La silla de ruedas fue más que un producto ortoprotésicos, fue un servicio incalculable, una herramienta que me permitió mejorar mi calidad de vida, aumentar mi movilidad y permitió trasladarme de un lugar a otro. Una solución que hizo mi vida más llevadera. Al devolverla sentí agradecimiento y alivio. Negué durante un rato que era una separación momentánea y que los síntomas que me llevaron a tener que usarla, mi condición respiratoria deteriorada, sigue acechándome.   De ADEMBI fui en taxi acompañada por mis muletas, al consulado italiano a buscar el pa…