Ir al contenido principal

Doble discurso

Asier De La Iglesia, jugador de basquet profesional, es un caso más de muchos. El mercado laboral, profesional y deportivo tiene sus reglas y condiciones. No es el primero ni será el ultimo que se queda afuera, con y sin Esclerosis Múltiple (EM). Basta del doble discurso, de negar la realidad, de negar la evidencia de la forma que la esclerosis  repercute en nuestras vidas. 
Es por eso que fui y soy tan crítica con ciertos tipos de mensajes que esconden la realidad de lo que implica la enfermedad. 
Ahora todos se asombran ante el rechazo del equipo francés de basquet profesional de incorporarlo por tener EM. No es sólo por eso, sino porque no tiene casi sensibilidad en una mano, síntoma reconocido por el  jugador. Desgraciada circunstancia, y un hecho como otras patologias que dejan afuera del ambito profesional a muchos jugadores, porque las condiciones de salud no responden a las exigencias de tal o cual ambito, y más en el deporte profesional sea cual fuere. 
Que la esclerosis múltiple afecta por ciclos y momentos es un hecho. Que tiene etapas también. Es por eso que difundir hitos deportivos ¨como si fuera la normalidad de los pacientes con EM¨, es un error, porque no cuentan todo el periplo y están faltando a la verdad. Además de generar frustración y falsas esperanzas. 
Basta de falsas promesas, de hechos que no responden a la realidad, de decir las verdades a medias en torno a la enfermedad.
La esclerosis múltiple afecta a la vida personal, profesional, social a la calidad de vida de los pacientes. Por desgracia interfiere, limita, discapacita, hay tantos tipos de afectación como pacientes. 
En consecuencia un alto porcentaje de personas con EM quedan fuera del mercado laboral como resultado de la afectación de la EM, o bien tienen que reinventarse otro tipo de empleo que responsa a sus necesidades y se adecue a las interferencias que genera la propia enfermedad. 
Asier De La Iglesia no será ni el primero ni el ultimo que por alguna patologia quede afuera del mercado profesional deportivo. Es lamentable, pero lo que es peor es difundir hechos que no son así, o mentiras sobre como afecta la EM en la vida de las personas, y mucho más cuando son personajes públicos. El impacto de su mensaje es mayor y su responsabilidad por lo que dicen o publican también. 
No difundan más que tener Esclerosis Múltiple da igual, que es como tener gripe, porque no es lo mismo tenerla que no tenerla. Ante la enfermedad y su evolución de síntomas con los que hay que aprender a convivir, es necesario reorganizarse y reinventarse. 
Basta de minimizar una enfermedad como la Esclerosis Multiple. 

Entradas populares de este blog

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas

Dia 7 Temblor, hormigueo y descargas eléctricas
Parece que unas hormigas nos pasean por los pies o las manos, sin estar en el campo y ni siquiera que estén las hormigas. Obviamente estoy comentando lo que se siente con el hormigueo, que es una de las sensaciones a las que nos somete la esclerosis múltiple. Molesta bastante seguido, hay épocas que el hormigueo es reincidente, pareciera que nos tuviera cariño o que nos hubieran rociado con azúcar, porque el hormigueo no se va. Atenti que este síntoma no está solo, hay otros que no agregan un plus a nuestro nivel de aguante; y vaya que aguantamos. Es ahí cuando aparecen las descargas eléctricas, haciendo una entrada triunfal, de sopetón. Da la impresión que metiéramos los dedos en el enchufe por control remoto. Con cada descarga parece que uno de nuestros brazos, manos, piernas o pies, se bambolean terminando con un golpe seco. Un sacudón sin ton ni son. Como se imaginarán es una sensación extraña y desagradable, y otra de las tanta…

La silla de ruedas y la EM: dos extraños conocidos

Cuanta hipocresía! Es indignante que otros pacientes quieran negar la realidad, de muchas personas que tienen EM y usan una silla de ruedas. Y por parte de los neurólogos es casi una falta de respeto al paciente al negar las consecuencias de la propia enfermedad como la EM que es incierta, Discapacitante, neurodegenerativa, autoimnune, y afecta a 2,5 millones de personas en el mundo. Ofenden a los pacientes por dos lados. Por quienes niegan la realidad y son pacientes que tienen esclerosis múltiple (EM), y por parte de los neurólogos. Ambos esquivan el bulto, o mejor dicho la realidad. La silla de ruedas no es una asociación a la esclerosis múltiple, es una circunstancia de muchos.
Es tal el afán de evitar, negar que se asocie la imagen de la silla de ruedas a la EM que casi parece una batalla de titanes. Ambas partes se olvidan que hay síntomas mucho más discapacitantes que una silla de ruedas, que no es más que una ayuda para seguir adelante. Les recuerdo a ambos, que si bien tener q…